josé alejandro dulanto santini

sábado, 25 de julio de 2009

LIDIA & SOFÍA
(16.09.2006)

¡ José, agáchate
y has caravanas a esa persona
pues es muy importante!

(La gente ilustre es una mentira
cuando se las pone en la balanza
todos juntos pesan menos que
un soplo. Salmos 61-10)

¿Qué cosa?, ja, ja, ja,
oiga usted, ello es imposible
pues ante los mortales
yo no me arrodillo,
salvo que sea mi madre,
o salvo que sea ante una mujer
antes de hacerle el amor.

Me arrodillo ante Lidia
¡que hermosa mujer!
bella cual orquídea
arrogante en su querer;
ante sus preciosos senos
frente a su talle de miel
que me arrastra sin freno
hacia el canela de su piel.

Postrado estoy frente a Sofía
desnuda, musa de cristal
arrobada mi alma con porfía
quiere ese ser celestial;
ansia, amor y ternura
no concupiscencia, sí adoración
dejo de lado la cordura
llego a ella con pasión.

Yo las adoro sin miedo
yo las adoro sin temor
yo las adoro porque quiero
antes de hacerles el amor.

2 comentarios:

A las 24 de marzo de 2012, 9:29:00 GMT-7 , Blogger Jesus Elias Napan ha dicho...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 
A las 24 de marzo de 2012, 9:33:00 GMT-7 , Blogger Jesus Elias Napan ha dicho...

Es sorprendente la manera como se expresa mediante estas palabras escrita en este agraciado poema,dando a entender el gran valor y aprecio que merece tener "LA MUJER".. ya sea tu madre. o alguien especial que amas y adoras como tu propia vida... felicitaciones Dr. Dulanto y exitos durante el transcurso de su vida.

 

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal